Medicamentos que dan “falso positivo” en dopaje

Es posible que, si practicamos algún deporte a un nivel muy avanzado y solemos realizar competiciones o pruebas oficiales, tarde o temprano nos tengamos que someter a un control antidopaje para verificar que los resultados y marcas que hemos obtenido los hemos conseguido de forma honrada y legal, sin la necesidad de recurrir a cualquier sustancia dopante.

Si este es nuestro caso, debemos saber que, pese a no haber consumido ningún tipo de sustancia ilegal en el ámbito deportivo, se puede dar la situación de que obtengamos un resultado positivo en alguna sustancia considerada como dopante o prohibida (drogas), y esto ocurrirá debido a la interacción de otros medicamentos perfectamente legales y que serán los responsables de ese llamado falso positivo, por lo tanto, resulta más que necesario conocer que tipo de medicamentos son los que pueden causarnos este problema y así estar prevenidos para poder recurrir el resultado de la prueba en caso de ser necesario.

Antibióticos

Uno de los antibióticos más comúnmente utilizados es la amoxicilina. Infecciones de encías, oído, fuertes gripes… no es raro padecer cualquiera de estos problemas. La amoxicilina puede producir un falso positivo por cocaína, sustancia prohibida en el ámbito deportivo y considerada como dopante, además de ser una droga ilegal, como todos conocemos.

También todos aquellos antibióticos basados en las quinolonas pueden producir un falso positivo por heroína o morfina. Las quinolonas se utilizan para hacer frente a microorganismos que no responden a la acción de los antibióticos. Los principales compuestos dentro de este grupo son el ácido nalidíxico, el ciprofloxacino, el ofloxacino, el moxifloxacino y el levofloxacino.

Analgésicos

Un medicamento tan común como el Ibuprofeno puede provocar un falso positivo por fenciclidina, una droga utilizada como anestesiante  que produce efectos alucinógenos y neurotóxicos, y, evidentemente, prohibida en cualquier ámbito. El mismo efecto pueden causar otros antiinflamatorios no esteroideos como el naproxen, la indometacina o el piroxicam.

Una sustancia utilizada para tratar las migrañas es el isometepteno, comercializado bajo el nombre de Midrin, y que puede producir un falso positivo por anfetaminas.

Antihistamínicos y medicamentos contra los resfriados

Otro tipo de medicamentos de lo más común. Algunos descongestionantes nasales contienen pseudoefredina, sustancia ya de por sí considerada dopante fuera de unos valores establecidos, pero que con prescripción médica no supondría ningún inconveniente.

El problema puede derivar de que, debido a la utilización de este tipo de medicamentos, se puede obtener un falso positivo por anfetaminas en un test urinario.

Lo mismo ocurre con la prometazina, comercializada como Fenergan y utilizada para tratar los síntomas de una reacción alérgica.

Antidepresivos

Dos de los antidepresivos más comunes son el bupropion, comercializado como Odranal, Wellbutrin, Budeprion o Elontril, y la fluoxetina, comercializada bajo el nombre de Prozac, pueden producir un falso positivo por anfetaminas en la prueba de orina.

En el caso de que ciertamente se hubieran consumido anfetaminas, estas serían detectables mediante el mismo procedimiento hasta 21 días más tarde, cosa que con los antidepresivos no ocurriría.

Medicamentos para tratar problemas gastrointestinales

Algunos medicamentos para tratar problemas de estómago, como pueden ser las úlceras o los reflujos gastroesofágicos, es posible que provoquen un falso resultado positivo por marihuana.

Uno de estos medicamentos es el pantoprazol, de nombre comercial Protonix.

Otro medicamento utilizado con el mismo fin es la ranitidina, comercializada como Zantac, en este caso se produce un falso positivo por anfetaminas.

Medicamentos para disminuir la tensión arterial

El labetalol, medicamento de nombre comercial Normodyne y utilizado para disminuir la tensión arterial, puede causar un falso positivo por anfetaminas en un control antidopaje.