Norboletona (Genabol), un esteroide de diseño «indetectable»

5.0
04

La norboletona es un esteroide oral derivado de la nandrolona desarrollado bajo el nombre de Genabol, cuyas propiedades son más anabolizantes que androgénicas, características propias de todos los derivados de la nandrolona.

Este esteroide fue descubierto en el año 1963 y desarrollado por el laboratorio estadounidense Wyeth con el nombre de Genabol. Las principales aplicaciones médicas que se ensayaron y para las cuales se pretendía hacer efectivo eran para tratar la falta de peso y crecimiento en niños, y también dio resultado en la recuperación de masa muscular y mejora de física de adultos que habían sido sometidos a una operación quirúrgica de consideración. Pese a todos los ensayos y pruebas realizadas con este medicamento, nunca llegó a comercializarse ni a prescribirse.

El hecho de que nunca fuera comercializado fue aprovechado años más tarde, por un químico llamado Patrick Arnold, relacionado con Victor Conte y el escándalo BALCO, para introducirlo en el mundo del deporte profesional y poder esquivar los controles antidopaje. Al no haber  sido comercializado no figuraba como sustancia prohibida, los controles no estaban destinados a detectar esta sustancia y los atletas que la utilizaban no daban resultado positivo por dopaje, hecho del cual se percató en el año 2002 el Dr. Don Catlin de la Universidad de California (UCLA), que una vez identificada la sustancia, desarrolló un método para poder detectarla mediante la orina.

Esto supuso un gran escándalo dentro del mundo del deporte profesional ya que numerosos atletas fueron apartados debido a su utilización, como la ciclista estadounidense Tammy Thomas. Este hecho hizo que la norboletona pasara de ser un esteroide de diseño indetectable, a ser uno más de la lista de sustancias prohibidas en el deporte profesional. Según declaraciones de Charlie Francis, entrenador del exatleta Ben Jhonson, la norboletona fue una sustancia muy utilizada durante los Juegos Olímpicos de Sídney 2000. En la actualidad se trata de un esteroide que ya no existe de manera oficial, aunque cualquier laboratorio puede sintetizarlo de manera ilegal.

Efectos secundarios del Norboletona

Debido a su breve existencia como medicamento «legal» no se tienen muchos datos acerca de las consecuencias que podría tener su consumo excediendo las dosis que se consideraban terapéuticas. En cualquier caso, al tratarse de un derivado de la nandrolona algunos de sus efectos serán los habituales en el consumo de dicha sustancia, como son la aparición de acné, piel grasa o aumento del vello facial. También es posible que aumenten los niveles de colesterol LDL perjudicial disminuyendo la cantidad de colesterol HDL, pudiendo provocar problemas cardiovasculares, especialmente en aquellas personas que padezcan del corazón o sean hipertensas.

Al tratarse de un esteroide oral puede resultar tóxico para el hígado (por tratarse de un compuesto alquilado en c17-alfa) cuando se consume en altas dosis o por un tiempo muy prolongado, más allá de las 6 semanas, en caso de superar dicho tiempo los daños podrían ser irreversibles y muy serios.

En mujeres también se presuponen los efectos no deseados que puede tener, como son un agravamiento de la voz, aparición de vello facial, agrandamiento del clítoris e irregularidades en el ciclo menstrual.

La norboletona es otra sustancia que pone de manifiesto las consecuencias que puede tener el consumo de agentes dopantes, tanto para la salud como para la carrera profesional del atleta que los utiliza. Pese a ser un esteroide prácticamente imposible de adquirir, en el mercado negro existe una gran cantidad de sustancias que pueden resultar muy seductoras para aquel que quiera progresar deportivamente de manera rápida, pero cuyos efectos secundarios pueden llegar a ser bastante graves, por lo tanto se desaconseja totalmente su utilización.

 

También te podría gustar...