Doping en el deporte, definición

5.0
02

Doping es definido como el acontecimiento de una o más violaciones de las reglas anti-doping establecidas en el artículo 2.1 hasta el 2.8 del Código Mundial Anti-dopaje.

doping en el deporte, definicion

Doping es definido como el acontecimiento de una o más violaciones de las reglas anti-doping.

Otras definiciones del doping anteriores a la actual

  1. Primera definición del dopaje adoptada en 1963 por el Consejo del Comité Europeo para la Educación extraescolar
    El Doping en el deporte se define como “la administración o el uso por parte de un individuo sano… de cualquier agente o sustancia que no está presente normalmente en el cuerpo… y/o de cualquier agente o sustancia fisiológica introducido en cantidades adicionales a las normales… y/o por una ruta anormal y/o de manera anormal… con el propósito y el efecto de un aumento artificial y una manera injusta del funcionamiento de ese individuo durante el periodo de competición”
  2. Conferencia europea de 1984
    El Doping en el deporte consiste en el uso de sustancias prohibidas incumpliendo las reglas de las organizaciones deportivas competentes.
  3. Convención de 16 de Noviembre de 1989 del Consejo Europeo Anti-doping
    El Doping en el deporte es definido como “la administración o el uso por parte de hombres o mujeres deportistas, de diferentes agentes farmacológicos o métodos dopantes”.
  4. Definición del COI – Antes de la fundación WADA
    El Doping es definido como la presencia en el cuerpo humano de sustancias prohibidas de acuerdo con la lista publicada por el Comité Olímpico Internacional y/o la Organización Internacional del miembro de la Organización en cuestión. El uso de tales sustancias, su presencia en muestras de orina o  sangre y el uso de métodos con el propósito de alterar los resultados de un análisis de orina o sangre, está prohibido.
  5. Declaración de posición de la Federación Internacional de la medicina del deporte – antes de la fundación de WADA
    El Doping en el deporte es el uso deliberado o inadvertido por parte de un atleta de una sustancia o de un método prohibido por el Comité Olímpico Internacional (COI). La documentación vigente apoya la prohibición del doping para proteger a los atletas contra:

    • la ventaja injusta que se puede conseguir por los atletas que utilicen sustancias o métodos prohibidos para aumentar el rendimiento,
    • los efectos secundarios perjudiciales posibles que algunas sustancias o métodos pueden producir.

    Además de las consecuencias éticas y de salud que involucran al doping, se hace un reconocimiento de las potenciales implicaciones legales. La distribución de muchas sustancias prohibidas (ej., esteroides anabólicos), si no es por una razón médicamente justificada, es ilegal en muchos países. Animar o ayudar a atletas a utilizar tales sustancias o métodos es inmoral y, por lo tanto, igualmente prohibida.


Doping, al borde del precipicio

Debido a la competitividad innata en la especie humana, desde sus orígenes el ser humano ha intentado destacar tanto intelectualmente, como físicamente, todo ello siempre en busca del éxito en cualquier aspecto de la vida.

Es evidente que casi todos queremos más, más concentración, más inteligencia, más energía, más fuerza, más belleza, siempre más y más. Sobre el papel esto no está mal si para ello se utilizan buenas artes, con estas es como verdaderamente se consigan las metas de una forma sólida, siendo la perseverancia y la capacidad de esfuerzo del día a día las dos armas más poderosas que tiene el ser humano para conseguir cualquier triunfo personal.

Lamentablemente esa búsqueda de protagonismo en estos tiempos donde impera la cultura de las prisas, hace que ciertas personas que verdaderamente no se quieren a sí mismo echen mano de ayudas ilícitas externas.

Cuando digo que no se quieren a sí mismos, es porque evidentemente su ansia de protagonismo les hace hipotecar su salud futura en pro de un éxito efímero que pasará su factura inexorablemente, no piensan en las consecuencias, ni siquiera en las precauciones, pagan cualquier precio de futuro, si sirve para destacar en el presente.

En este blog repasaremos las innumerables sustancias existentes dentro de lo que conocemos como suplementación, sustancias químicas o naturales que son utilizadas sin control ni criterio en la búsqueda del rendimiento tanto físico como mental, todos los estimulantes, energizantes, esteroides, anabolizantes y otras sustancias serán expuestas sin tapujos.

Daremos a conocer la realidad de cada suplemento, desmitificando uno tras otro, desde el más inocuo, hasta el más peligroso.

El abuso de sustancias ilícitas está a la orden del día, por una parte las exigencias que ejerce la sociedad sobre el individuo, acompañada por la falta de información adecuada y una publicidad negativa da pie a que ciertas personas recurran a ayudas peligrosas, en unos casos esto es potenciado por la sensación de euforia rápida e inhibición de la timidez que producen por ejemplo drogas como las anfetaminas, la cocaína y los innumerables psicoestimulantes que se adquieren sin control en el mercado negro, en otros casos particulares por la sensación de paz interior y relax extremo que puede producir la marihuana, la heroína, o las benzodiacepinas, sin olvidar el amplio sector de personas que cada vez va teniendo más adeptos, el de los usuarios de los centros deportivos y gimnasios que recurren a los estimulantes, energizantes, vigorizantes ya sean naturales o sintéticos ya que su meta a corto plazo no es más que el mejoramiento de la presencia física inmediata y su rendimiento deportivo ya sea en entrenamientos o en las innumerables competiciones no amparadas por el deporte oficial donde lamentablemente no hay control de sustancias dopantes prohibidas y sancionables.

Cada persona y en particular el colectivo de los adolescentes persiguen llegar a sus diferentes objetivos de la forma más rápida y cómoda posible haciendo oídos sordos a la repercusión negativa en su salud a medio largo plazo.

Desde esta web pretendemos hacer reflexionar a nuestros lectores sobre las verdaderas prioridades de la vida e intentar ayudar a la gente a no buscar atajos al esfuerzo, ya que algunos de ellos pueden ser a la larga letales, hay que reconocer que lamentablemente los suplementos más peligrosos y con más efectos nocivos sobre la salud son los más efectivos, por eso los que los usen estarán siempre “al borde del precipicio”.