El uso de anti-estrogénicos en los ciclos de esteroides

El uso de anti-estrogénicos en los ciclos de esteroides
4.4 (88.33%) 12 votes

Los medicamentos anti-estrogénicos evitan el principal problema que surge a la hora de realizar un ciclo de esteroides anabolizantes son los numerosos efectos secundarios que pueden aparecer.

Dependiendo de la sustancia que hayamos elegido estos efectos serán de mayor o menor gravedad, algunos de ellos pueden poner en serio riesgo la vida de quien ha utilizado esta sustancia ya que afectarán al hígado, corazón o aumentarán la tensión arterial causando problemas cardiovasculares, y otros efectos secundarios no pondrán en riesgo la vida de la persona pero supondrán un verdadero problema para ella, como por ejemplo la aparición de ginecomastia (desarrollo de senos en el hombre) o la interrupción de la producción natural de testosterona.

Aromatización debido al uso de esteroides

Los efectos secundarios anteriormente citados aparecen debido a la aromatización del estrógeno.

El organismo masculino utiliza la testosterona como hormona principal para sintetizar estrógenos (estradiol principalmente), que son la hormona sexual principal femenina y que, aunque parezca algo contradictorio, también se encuentran en el organismo masculino, aunque en una proporción muy pequeña.

Los estrógenos son muy similares a la testosterona en su estructura, la pequeña variación que los diferencia se produce debido a la acción de la enzima aromatasa, de ahí el nombre aromatización.

Debido a la pequeña cantidad presente en condiciones normales en el organismo masculino, la acción de estas hormonas femeninas es insignificante, y como ventaja, su presencia ayuda a controlar los niveles de colesterol.

El problema aparece cuando la cantidad de estradiol se ve incrementada, cuya consecuencia es el desarrollo de senos femeninos en el hombre (ginecomastia), el aumento de retención de líquidos y acumulación de grasa, además de inhibir la producción natural de testosterona.

Este aumento de estradiol es consecuencia del uso de esteroides anabolizantes que aumentan la cantidad de testosterona en el organismo, los cuales, según sea el elegido, tendrá una mayor, menor o nula tasa de aromatización, tasa que también varía según la persona.

En general, cuanto más potente sea el esteroide, mayor tasa de aromatización tendrá, y cuanto mayor sea la dosis utilizada mayores serán los efectos, aunque el esteroide tenga una baja tasa de aromatización.

Para evitar estos efectos secundarios se utilizan los llamados anti-estrogénicos, de los cuales existen dos tipos: los inhibidores de aromatasa y los bloqueadores de estrógenos.

La gran mayoría de estos medicamentos, por no decir todos, se emplean clínicamente para el tratamiento del cáncer de mama en mujeres, ya que altas cantidades de estrógenos (lo normal en el organismo femenino) dificulta la reducción y eliminación del tumor cancerígeno.

Inhibidores de aromatasa

Los medicamentos más utilizados dentro de este grupo son Arimidex, Femara y Aromasin.

Su acción consiste en suprimir la producción de estrógenos, una acción mucho más agresiva que la que consiguen los bloqueadores, y también son capaces de producir efectos secundarios indeseados, como la aparición de osteoporosis, ya que los huesos requieren de la presencia de estrógenos para reponer el desgaste de osteoblastos.

Además, algunos de estos medicamentos alteran el perfil lipídico de la persona que lo utiliza y ello repercute en los niveles de colesterol, lo que puede suponer la aparición de problemas cardiovasculares bastante serios.

Bloqueadores de estrógenos

Son conocidos como moduladores selectivos del receptor de estrógeno o SERMs si atendemos a sus siglas en inglés.

Estos medicamentos no evitan la producción de estrógenos, como si lo hacen los inhibidores, pero bloquean la acción que estos producen en el organismo masculino evitando la aparición de los problemas citados.

Como productos más utilizados aparecen Novaldex, Clomid o Proviron.

Queda claro que el uso de esteroides anabolizantes no es recomendable en ningún caso, pero en caso de terminar utilizándolos siempre es recomendable incluir estos productos anti-estrogénicos para evitar la aparición de todos los efectos secundarios citados, además de respetar la cantidad en cada dosis.

También te podría gustar...