Oranabol, anabolizante oral de la década de los 60

4.3
07

Buena parte de los anabolizantes esteroides empleados bien para lograr un aumento de la masa muscular, o para aumentar de manera fraudulenta el rendimiento en ciertas competiciones deportivas, son derivados de la testosterona. Este es el caso de la sustancia a tratar en este artículo, el oranabol (oximesterona).

Esta sustancia fue creada en el año 1956 por un laboratorio italiano (Societa Farmaceutici) e introducida en el mercado clínico a principios de la década de los 60. El nombre bajo el cual fue comercializada era Oranabol para España e Italia, y Anamidol, Sanabol, Theranabol y Balnimax en países como Reino Unido u Holanda. Este producto nunca llegó a comercializarse en Estados Unidos y, quizá, este es uno de los motivos por los cuales esta sustancia no gozó de demasiada popularidad en el ámbito deportivo, resultando igualmente poco popular en el ámbito clínico.

En los 70 cesó la producción de este medicamento quedando prácticamente en el olvido y siendo desconocido en la actualidad para muchísima gente que recurre al uso de esteroides. A pesar de haberse producido el cese de su producción, la oximesterona se menciona en un informe de 1993 publicado por un hospital de Nueva Gales del Sur, en Australia, relacionado con las muertes de dos varones  de 18 y 24 años en los años 1988 y 1990, ambas muertes producidas durante sesiones de entrenamiento de fútbol. En dicho informe se menciona la presencia de oximesterona en sus organismos detectada durante las autopsias, lo que pone de manifiesto que, aunque un esteroide se haya dejado de fabricar para su comercialización legal bajo receta médica, es posible que laboratorios clandestinos continúen con la producción.

Oranabol es un producto oral (pastillas) bastante potente cuyo principio activo, la oximesterona, es un derivado de la testosterona. Se asemeja mucho a la hidroxitestosterona en la que difiere tan solo en la adición de un grupo metilo para conseguir que sea viable oralmente. Se trata de una sustancia muy anabólica pero poco androgénica, por lo que la actividad estrogénica que produzca en el organismo va  a ser imperceptible y no existirán todos los problemas derivados de la aromatización, como la ginecomastia y la retención de líquidos entre otros. Si nos centramos únicamente en lo que a ganancia muscular se refiere, el Oranabol es un buen producto: notable aumento de masa muscular magra y no aromatizable, resulta muy adecuado para las fases de corte o definición.

La dosis clínica de esta sustancia era de 20 a 40 mg al día, la misma cantidad es la que se debería emplear para fines atléticos, no superando nunca las 6-7 semanas, siendo conveniente combinarla con algún tipo de testosterona o Equipoise durante una fase de volumen, y con Deca-Durabolin o Primobolan durante una fase de definición.

oranabol

Efectos secundarios que puede producir la oximesterona

Pese a que este producto puede ofrecer notables beneficios a la hora de aumentar la masa muscular de manera limpia, el hecho de ser un esteroide oral lo convierte en algo muy peligroso. La práctica totalidad de los esteroides orales presentan una toxicidad hepática muy elevada, y la oximesterona no iba a ser menos. La ingesta de elevadas dosis o su uso prolongado en el tiempo puede provocar graves daños en el hígado que en los casos más extremos producirán una disfunción hepática que puede causar la muerte. Cualquier esteroide oral no debe ser utilizado más allá de las 6-7 semanas para evitar el daño progresivo que producen en el hígado, aunque sin duda, lo correcto es evitar utilizar este tipo de sustancias.

Debido a su acción sobre el hígado, la oximesterona influye sobre los niveles de colesterol en el organismo.

Es posible que durante la utilización de este esteroide aparezca piel grasa en el rostro, y acné en espalda, pecho, hombros y cara. En aquellos hombres predispuestos genéticamente a padecer calvicie, el proceso se puede ver acelerado.

También te podría gustar...