Glutamina, una buena ayuda para la recuperación muscular

4.9
10

La Glutamina, es dentro de los suplementos deportivos podemos encontrar una gran variedad de productos enfocados a diferentes fines, uno de ellos es la recuperación muscular, donde la glutamina es uno de los más utilizados.

¿Qué es la glutamina?

La glutamina es un aminoácido no esencial presente de manera natural en nuestro organismo.

El término no esencial quiere decir que nuestro propio organismo es capaz de sintetizarlo a través de los distintos grupos amino que contienen los alimentos que ingerimos.

Este aminoácido es el que cuenta con mayor presencia en los músculos humanos, llegando a alcanzar niveles del 60% respecto del total de aminoácidos presentes.

funciones de la glutamina en el organismo

¿Qué funciones realiza la glutamina en el organismo?

La glutamina es uno de los pocos aminoácidos cuyas moléculas poseen dos átomos de nitrógeno en vez de uno, esto hace que sea ideal para proporcionar nitrógeno cuando alguna actividad metabólica lo requiere.

Su síntesis en el organismo elimina el amoníaco que se acumula en algunos tejidos y que puede llegar a resultar tóxico, como es el caso de su acumulación en el cerebro, haciendo que se transporte a otras zonas del organismo.

Su presencia, además de en los músculos, se extiende también a la sangre e interviene en la síntesis de proteínas.

Además genera un efecto tapón capaz de neutralizar el exceso de ácidos en los músculos producidos durante la práctica de un ejercicio anaeróbico de alta intensidad.

La acumulación de estos ácidos (como el famoso ácido láctico) es una de las causas de la aparición de la fatiga muscular. También ayuda a reducir la pérdida de masa muscular, tanto en reposo como cuando se realiza una actividad física de alta intensidad.

¿En qué alimentos se puede encontrar la glutamina?

En un gran número de alimentos, tanto de origen animal como vegetal, y que además contienen una gran cantidad de proteína, el inconveniente que se presenta es que al cocinar estos alimentos se destruye gran parte de la glutamina que contienen, por lo que los únicos alimentos de los que se podría obtener una cantidad notable sería aquellos que se pueden comer crudos.

Es el caso de las espinacas, carnes curadas, salmón ahumado, lácteos o frutos secos.

¿Por qué tomar glutamina como suplemento deportivo?

Una vez conocidas las funciones que cumple en el organismo, se puede intuir que unos niveles adecuados de glutamina favorecerán muchos procesos que tienen lugar tanto en la práctica deportiva como en los momentos posteriores.

Para cualquier persona no deportista, el aporte de glutamina realizado a través de los alimentos resulta más que suficiente, pero para una persona que realice actividad física de alta intensidad de manera habitual este aporte resultará insuficiente, por ello sería adecuado recurrir a la suplementación, de este modo estaremos favoreciendo la recuperación del glucógeno muscular y del hígado de manera mucho más efectiva que si recurriésemos únicamente a la glucosa tras la finalización de la actividad física.

El otro aspecto por el cual resulta beneficiosa la suplementación con este producto ya se ha comentado anteriormente, y es que se favorece la síntesis de proteínas y esto ayudará a proteger y mantener todo el tejido muscular, siempre y cuando la dieta que sigamos sea la adecuada, ya que no debemos olvidar en ningún momento que estamos hablando de suplementos.

Esta propiedad resulta muy valiosa para mantener buena parte de la masa muscular cuando se ha producido una lesión o una intervención quirúrgica y es imposible realizar cualquier actividad física.

Otras situaciones en las que puede resultar beneficioso el aporte de este aminoácido son las situaciones de estrés, para evitar diarreas y problemas gastrointestinales, cuando se ha producido un traumatismo muscular o cuando se ha producido una quemadura.

¿Cómo tomar glutamina?

Lo adecuado es tomar entre 10 y 15 gramos de glutamina diarios divididos en diferentes tomas.

La primera de ellas antes del entrenamiento y será de una cantidad de 5 gramos.

La segunda a los 30 minutos después de haber finalizado el entrenamiento y también será de una cantidad de 5 gramos.

Se puede optar por una tercera toma antes de dormir de otros 5 gramos que hará que se reduzca la catabolización muscular durante la noche.

También te podría gustar...