Letrozol o Femara, potente inhibidor de estrógenos

Letrozol o Femara, potente inhibidor de estrógenos
4.6 (92%) 5 votes

Cuando se decide utilizar ciertos esteroides anabolizantes se debe saber que con bastante probabilidad van a aparecer efectos secundarios, algunos de ellos muy serios. Por un lado estarán aquellos que afectarán gravemente a la salud produciendo daños en el hígado o aumentando considerablemente la tensión arterial. Por otro lado aparecerán todos los efectos relacionados con la aromatización del estrógeno y cuyas consecuencias más notables son la ginecomastia (desarrollo de glándulas mamarias en el hombre) y la retención de líquidos.

La forma de evitar que aparezcan estos últimos efectos secundarios es incluir en el ciclo un medicamento antriestrogénico. Uno de estos medicamentos es el letrozol, uno de los nombres más famosos bajo el cual se comercializa es Femara.

Dentro de los medicamentos antiestrogénicos se distinguen dos tipos, por un lado los bloqueadores del estrógeno y por otro los inhibidores del estrógenos, grupo al cual pertenece el letrozol.

Como decimos, este medicamento pertenece al grupo de los inhibidores del estrógeno, por lo tanto, su acción resulta mucho más agresiva que la de un bloqueador del estrógeno y esto es motivo por el cual se debe tener cuidado al utilizarlo.

Esta sustancia se creó con el fin clínico de tratar el cáncer de mama en mujeres que ya habían superado la menopausia, ya que algunos de estos tumores cancerígenos contienen receptores de estrógeno, ampliamente presentes en el organismo femenino, de ahí que se utilice este tipo de medicamentos para evitar que sigan alimentándose de ellos y con ello expandiéndose. Esta propiedad convierte al letrozol en una sustancia apta para eliminar los indeseables efectos secundarios debido a la aromatización del estrógeno que se produce al utilizar ciertos esteroides como Anadrol o Dianabol, entre otros.

Al tratarse de un inhibidor de la enzima aromatasa de tipo II, su función consistirá en unirse a esta enzima evitando que convierta los andrógenos (hormonas masculinas) en estrógenos (hormonas femeninas). Realiza la misma función que el Arimidex, aunque el letrozol resulta más potente, de hecho, en mujeres que padecen cáncer de mama es capaz de reducir el nivel de estrógeno hasta en un 90 %.

Efectos a tener en cuenta sobre el Letrozol o Femara

A la hora de utilizar este medicamento se debe tomar cierta precaución, ya que en el organismo masculino existe de forma natural cierta cantidad de estrógenos que son necesarios para su buen funcionamiento. Entre las funciones que desempeñan se incluyen la de mantener los niveles de colesterol dentro de unos valores normales, ayudar a la funciones cognitivas o influir en el buen estado de salud de las articulaciones. Por lo tanto un exceso a la hora de administrar este medicamento evitará los problemas derivados de la aromatización pero hará que surjan otros de cierta seriedad.

Para cualquier usuario medio que haya decidido realizar un ciclo de esteroides, el letrozol puede ser una sustancia demasiado agresiva, siendo recomendable recurrir a cualquier otro producto, especialmente bloqueadores del estrógeno como Novaldex o Proviron. Tan solo se debería recurrir al Arimidex o Femara en casos de ciclos muy potentes o en caso de culturistas que se presenten a concurso.

La dosis terapéutica para el tratamiento del cáncer de mama es de 2,5 mg diarios, para el caso de un culturista lo habitual será de 0,5 mg al día o de 1 mg cada dos días, solo los culturistas profesionales o no que realicen un ciclo muy potente tendrán que superar esta dosis.

También te podría gustar...